Contenidos

Resumen en imagen

Abuso y adicción a la meperidina


Como sucede con otras sustancias opiáceas, la meperidina es objeto de abuso en su consumo y provoca una fuerte adicción.

Entre las personas famosas que han estado involucradas en el uso peligroso o nocivo de la meperidina, o han mostrado dependencia de esta droga, se encuentran:

* David Kennedy, hijo de Robert F. Kennedy. La causa de su muerte en 1984 fue la "ingestión múltiple" de cocaína, Demerol (meperidina) y Mellaril.


* Tammy Wynette, cantante. La hija de Wynette, Jackie Daly, afirmó en un libro que su madre era "irremediablemente adicta" al Demerol, Dilaudid, Versed, y otros analgésicos, antes de su muerte en 1998.

* Harold Shipman, "el doctor muerte", también fue adicto a la meperidina.

* Michael Jackson, cantante. El uso de analgésicos por parte de Jackson se remontaba a un accidente en un estudio de filmación en 1984 ocurrido mientras rodaba un anuncio de Pepsi. En 1993 fue tratado en una clínica por su adicción a los calmantes. A lo largo de los últimos años de su vida, Jackson continuaba usando Demerol a diario. Murió de un paro cardíaco el 25 de junio de 2009, una hora después de recibir una inyección de Demerol.

Los datos de la Red de Alerta contra el Uso Indebido de Drogas de Estados Unidos, indica que el uso peligroso o nocivo de la meperidina disminuyó entre 1997 y 2002, en contraste con el aumento de fentanil, hidromorfona, morfina y oxicodona. El número de dosis de meperidina declaradas perdidas o robadas en los Estados Unidos aumentaron un 16.2% entre 2000 y 2003, pasando de 32447 dosis a 37687.