Contenidos

Resumen en imagen

Interacciones de la meperidina


La meperidina tiene graves interacciones que pueden ser peligrosas, como por ejemplo con los inhibidores de la monoamino oxidasa (IMAO) como por ejemplo la furazolidona, isocarboxazida, moclobemida, fenelcina, procarbazina, selegilina y tranilcipromina. Estas interacciones provocan agitación, delirio, cefalea, convulsiones, y/o hipertermia.

Se piensa que las interacciones están provocadas por un aumento en las concentraciones cerebrales de serotonina.


Es posible que la meperidina también pueda interactuar con otros medicamentos, incluyendo relajantes musculares, algunos antidepresivos, benzodiacepinas y alcohol.

Se han producido interacciones mortales, entre ellas la muerte de una joven estudiante universitaria llamada Libby Sion.

El uso de meperidina también está relativamente contraindicado cuando el paciente sufre enfermedad de hígado o riñón, tiene un historial de convulsiones o epilepsia, una ampliación de la próstata o problemas de retención urinaria, o sufre de hipotiroidismo, asma, o enfermedad de Addison.